lunes 1/3/21

Los precios cierran el 2020 en negativo a pesar del alza de la luz

Primer año en el que el IPC, del -0,5%, baja desde 2014, en la salida de la anterior crisis

El importe de la cesta de la compra consiguió moderarse el año de la pandemia, las restricciones y las limitaciones de la actividad. Tanto que el IPC —la tasa que mide la evolución de los precios— cerró en el -0,5%, según los datos del INE. Por primera vez en los seis últimos años, la inflación vuelve a descender, porque no se situaba en negativo desde 2014, cuando España inciaba tímidamente la anterior recuperación económica tras la crisis financiera.

En este comportamiento de los precios, el de la energía condiciona todos los gastos que tienen los ciudadanos. En concreto, la evolución del IPC interanual en diciembre con respecto al último mes de 2019 fue consecuencia del aumento del grupo de vivienda en más de dos puntos, hasta el -0,1%, por el encarecimiento de la electricidad y del gasóleo para calefacción, y del repunte del grupo de transporte en siete décimas, hasta el -4,4%, por la subida de precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal.

Aunque el precio de la luz se desplomó en los tres meses del confinamiento estricto (entre marzo y mayo), a partir de ese momento fue repuntando lentamente hasta que en diciembre cerró con su precio más alto de todo el año. A esos incrementos se le han sumado los últimos saltos bruscos que ha registrado la electricidad en esta primera semana de enero -hasta máximos históricos-, lo que previsiblemente repercutirá en la cesta de la compra elaborada por el INE este mes de enero.

Por el contrario, el grupo de ocio y cultura recortó siete décimas su tasa interanual, hasta el -1,6%, debido a que los precios de los paquetes turísticos subieron más en diciembre de 2019 de lo que lo han hecho este año.

También tuvo una influencia negativa el grupo de alimentos, donde la tasa anual disminuyó una décima, hasta el 1,1%, como resultado del abaratamiento de las legumbres y hortalizas y del menor repunte de precios de la carne en comparación con diciembre de 2019. Por contra, los precios del pescado y del marisco, habituales en las cenas de Navidad, subieron más en diciembre de este año que en 2019.

En el conjunto de 2020 lo que más subió de precio fue la joyería y bisutería (casi un 14%); los accesorios informáticos (un 10,3%); el transporte marítimo de pasajeros (un 8,7%); otros aceites comestibles (6,5%) y la electricidad (5,9%).

Los precios cierran el 2020 en negativo a pesar del alza de la luz
Comentarios