martes 29/9/20

Los precios vuelven a caer otra vez lastrados por turismo y hostelería

Los alimentos redujeron su precio después de la gran subida en los meses de confinamiento
El mercado de la Boquería, en Barcelona, con poca afluencia por la caída del turismo y el llamamiento a confinarse de nuevo. ALEJANDRO GARCÍA
El mercado de la Boquería, en Barcelona, con poca afluencia por la caída del turismo y el llamamiento a confinarse de nuevo. ALEJANDRO GARCÍA

Los precios del consumo siguen en tasas negativas, un terreno en el que entraron el pasado mes de marzo. En julio la tasa interanual del IPC se situó en el -0,6%, tres décimas menos que en junio (-0,3%), pero mejor que en mayo (-0,9%), según el dato confirmado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que coinciden con el avanzado a finales del mes pasado.

Desde el organismo se atribuye esta nueva caída del IPC al abaratamiento del turismo y la hostelería y, en menor medida, a los menores precios de los alimentos, que redujeron su precio este mes más que en julio de 2019, después de la gran subida que experimentaron en los meses de confinamiento. La única partida que influye al alza en el IPC en julio fueron los transportes, por el encarecimiento de carburantes y lubricantes más que un año antes.

Así, los hoteles, cafés y restaurantes descienden un punto y medio en comparación con julio del año pasado, hasta el 0,3%, debido a que los precios de los alojamientos y comidas fuera del hogar bajaron este mes, mientras que subieron el año anterior. También los precios del ocio y la cultura tiraron a la baja de la tasa del IPC de julio, con un -1,1%, ocho décimas menor que la de junio. Destaca el hecho de que los alimentos y bebidas no alcohólicas, que tanto subieron en abril y mayo, disminuyen ahora seis décimas situándose en el 2,2%. Se debe, sobre todo, a la caída de precios de frutas, legumbres y hortalizas.

Y el grupo que lleva al alza el IPC es el transporte, con una variación aún así del -4,5%, siete décimas más que la de junio, debido a que los precios de carburantes y lubricantes para el transporte personal aumenta más en este mes que en el mismo de 2019. Destaca también en este grupo, pero en sentido contrario, la bajada de los precios del transporte aéreo, por la caída de los billetes de avión.

Bienes y servicios más consumidos en pandemia También se han publicado los precios de los bienes y servicios Covid-19, un indicador creado por el INE para analizar la evolución de los productos más consumidos por los hogares durante la pandemia. En julio, los bienes Covid (alimentación, bebidas, tabaco, limpieza o productos farmacéuticos) se encarecieron un 1,8%, aún así cinco décimas menos que en junio, gracias al abaratamiento de frutas, legumbres y hortalizas.

Por su parte, los servicios Covid (alquiler de vivienda y garaje, distribución de agua, electricidad, gasóleo para calefacción, comisiones bancarias o televisión en línea) se abarataron un 2,9%, cinco décimas más que en junio, por la bajada de los servicios de telefonía.

Por comunidades, en julio los precios bajaron en todas menos en Canarias, donde subieron un 0,7%. Donde más caen es en Navarra y La Rioja, con desplomes del 1,3% y 1% respectivamente.

Por lo que respecta a la evolución mensual, los precios bajaron en julio un 0,9% con respecto a junio, ante el abaratamiento de las prendas de vestir, el calzado, los servicios de alojamiento y el transporte aéreo de pasajeros.

Los precios vuelven a caer otra vez lastrados por turismo y hostelería