martes 11/8/20
Tarjetas opacas

Rato sale de prisión con un permiso de seis días, pero sigue sin la semilibertad

Rodrigo Rato, en una imagen de arcivo. J. J. GUILLÉN
Rodrigo Rato, en una imagen de arcivo. J. J. GUILLÉN

El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato ha salido este miércoles de la prisión madrileña de Soto del Real, en la que está ingresado desde octubre de 2018 por las tarjetas "black" de Caja Madrid, para disfrutar de un permiso de 6 días concedido antes del estado de alarma por el coronavirus.

Rato ha abandonado la prisión de Soto del Real poco antes del mediodía, según ha explicado a Efe, para pasar unos días fuera del centro penitenciario y agotar el segundo bloque de un permiso de 12 días concedido a mediados de febrero por su buen comportamiento.

El también expresidente de Bankia, que ha cumplido más de un cuarto de su condena de cuatro años y medio, sigue sin obtener la "semilibertad", mientras el resto de los condenados en el caso han obtenido el tercer grado.

El que fuera además ex director gerente del FMI saldrá nuevamente de la cárcel en agosto gracias a otra autorización recibida este mismo miércoles, ya que hasta el momento se le ha seguido denegando el tercer grado con el argumento de que está pendiente de la sentencia del juicio por la salida a bolsa de Bankia.

En esa causa la Fiscalía pidió para él una pena de ocho años y medio de prisión por falsedad contable y estafa a inversores.

Presunción de inocencia

Desde su entorno siempre han defendido que el tercer grado no puede depender del devenir del caso Bankia, ya que hacerlo supone vulnerar la presunción de inocencia que acompaña al acusado.

La "semilibertad", por lo general, se suele conceder a los reos que, como el exministro, hayan cumplido al menos un cuarto de su condena, aunque también puede decretarse a tenor de otros aspectos como la personalidad, el historial individual, familiar o social del interno, la duración de las penas o el medio al que retorna.

Hasta el momento Rato ha tenido varios permisos extraordinarios y ordinarios -entre otros motivos, para acudir a revisiones médicas- y varias visitas como premio por su buena conducta y al no existir riesgo de fuga.

Rato pidió públicamente perdón minutos antes de ingresar en la cárcel de Soto del Real el 25 de octubre de 2018.

"Pido perdón a la sociedad y las personas que se hayan podido sentir decepcionadas o afectadas", dijo, para añadir a continuación que aceptaba sus obligaciones con la sociedad, tras la confirmación de su pena por parte del Tribunal Supremo.

Rato sale de prisión con un permiso de seis días, pero sigue sin la semilibertad