martes 7/12/21

Ribera espeta que los precios de la luz están por debajo de Europa

El Congreso valida el decreto que suaviza el recorte a las eléctricas en una nueva escalada
                      Imagen de la ministra Ribera, ayer, en el Congreso. JUAN CARLOS HIDLAGO
Imagen de la ministra Ribera, ayer, en el Congreso. JUAN CARLOS HIDLAGO

Más de dos meses y medio después de que el Consejo de Ministros aprobara el controvertido decreto que trataba de recortar unos 2.800 millones de euros por los beneficios extraordinarios de las compañías eléctricas, el Congreso validó este jueves la última versión de esa norma, que diluye buena parte de aquella pretensión que tanta fricción provocó entre Ejecutivo y el sector. Los cambios han pasado el filtro de la Cámara baja cuando los precios de la luz vuelven a vivir jornadas de alta tensión, sin que consigan bajar de los 200 euros/MWh desde el día 17.

Para este viernes, el coste de generación del ‘pool’ se sitúa en los 227 euros/MWh, apenas un 0,36% menos que este jueves. Noviembre comenzó con cierta relajación frente a los máximos de octubre, pero en las últimas semanas la tensión ha regresado a los mercados de toda Europa.

Así lo recordaba este jueves la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, al indicar que los precios se encuentran «en niveles inéditos» en Europa, donde son aún mayores que el precio registrado en España. En estos momentos, España es, junto con Polonia y Portugal —país con el que comparte coste en el mercado—, el que menos precio registra pese a alcanzar los 228 euros/MWh, frente a los 243 euros/MWh en Alemania o incluso los 302 euros/MWh en Francia. Son, a juicio de Ribera, «cifras astronómicas nunca vistas», lo que «obliga a reforzar la protección de consumidores vulnerables y replantear el funcionamiento de un sistema que claramente necesita mejoras». Finalmente, el decreto validado este jueves exime de la minoración de ingresos a las grandes eléctricas por el sobrecoste del gas a la energía vendida en contratos a plazo, que aumenta las exigencias de información a las empresas operadoras en sus contratos y amplía las medidas de protección del bono social. Ribera ha admitido que la actual regulación «no vale para situaciones extremas» y cree que así lo reconocen supervisores y reguladores europeos en sus informes, si bien ha lamentado la falta de capacidad para poder actuar «en tiempo real» a las circunstancias actuales.

En todo caso, cree que «la mejor receta» pasa por «acelerar la transición energética», ya que considera que esta es «la única vía para reducir la volatilidad de precios de la energía y la dependencia del mercado interior». La vicepresidenta ha defendido la marcha atrás en el recorte a los ingresos de las eléctricas, justificándolo en la necesidad de cubrir la energía ajena a los mercados mayoristas y en que el recorte de ingresos afectara a los precios asumidos por las grandes industrias.

Las propias compañías admiten internamente que el teórico rejón se ha quedado prácticamente en nada. En el caso de Endesa, la primera liquidación ha arrojado un coste cero por esta medida y en Iberdrola, un impacto mínimo, apuntan fuentes del mercado energético.

Ribera espeta que los precios de la luz están por debajo de Europa
Comentarios