miércoles 28/10/20

Rusia no ve como un recorte la reducción automática de la producción de EE UU

El Kremlin: «No se puede mezclar reducir la demanda con el recorte para estabilizar el mercado»
Plataformas petrolíferas en el Mar de Irlanda. EFE

Rusia dejó claro ayer que no se puede considerar un recorte para estabilizar el mercado una reducción automática de la producción de petróleo de Estados Unidos, insistiendo así en un esfuerzo de ese país de cara a la videoconferencia de hoy de la Opep+ y otros productores.

«Se trata de reducciones completamente diferentes. Se compara la reducción general de la demanda con los recortes para estabilizar los mercados mundiales. Es comparar peras con manzanas. Son cosas diferentes», dijo en su rueda de prensa diaria el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Fue la respuesta del portavoz presidencial a la pregunta de si Rusia podría estar satisfecha con una reducción natural de la producción de petróleo de esquisto de EE UU, impulsada por las caídas de la demanda y del precio del petróleo, tal y como ha sugerido el presidente estadounidense, Donald Trump, quien ha afirmado que «los recortes están «ocurriendo de manera automática».

En cualquier caso, Peskov instó a esperar a la videoconferencia de hoy de los ministros de la alianza Opec+, formada por los miembros de la Opec, Rusia y otros nueve productores.

A la reunión telemática también están invitados países observadores y naciones que previamente no habían colaborado con la organización, como EE UU, Canadá, el Reino Unido, Noruega y varias naciones latinoamericanas.

Según la agencia oficial TASS, la Opep+ negocia un recorte de la extracción del petróleo desde mayo hasta al menos finales de julio.

Trump y el presidente ruso, Vladímir Putin, han hablado de una reducción adicional de aproximadamente 10 millones de barriles diarios, y de acuerdo con la agencia RIA Nóvosti, el comité de supervisión ya ha redactado un borrador sobre el reparto del recorte.

Según la misma fuente, el secretario general de la Opec, Mohamed Barkindo, abordará antes de la reunión la propuesta con algunos países para escuchar sus posturas.

De acuerdo con TASS, el ministro de Petróleo iraní, Bijan Namdar Zanganeh, ha advertido en una carta dirigida al presidente de turno de la Opep y ministro argelino de Energía, Mohamed Arkab, que las negociaciones pueden resultar inútiles, ya que los países aún no han acordado los términos de un eventual consenso.

La agencia, que ha tenido acceso a la misiva, señala que Teherán insiste en que la videoconferencia de la Opep+ «en ausencia de acuerdos claros y coordinados le da al mercado una señal del fracaso inminente incluso antes de la reunión, que solo puede agravar la situación de los precios». «Por tanto, Irán se opone a organizar la reunión sin aclarar una serie de cuestiones», recoge la misiva.

Rusia no ve como un recorte la reducción automática de la producción de EE UU
Comentarios