sábado 28/5/22

Sánchez quitará la ayuda si la usan las petroleras para inflar precios

Calviño advierte que están vigilando para saber si la subvención a los carburantes es eficaz
                      Nadia Calviño durante la presentación del escenario macroeconómico. JUAN CARLOS HIDALGO
Nadia Calviño durante la presentación del escenario macroeconómico. JUAN CARLOS HIDALGO

Un mes después de que el plan anticrisis del Gobierno se pusiera en marcha, la vicepresidenta económica Nadia Calviño advierte a las empresas energéticas de que si están subiendo precios «absorbiendo» las ayudas, retirarán las medidas y no se prorrogarán más allá del 30 de junio. «Hay que analizar cuáles son las medidas más eficaces y si vemos que alguna hace que se mantengan los costes porque los operadores están subiendo precios y absorbiendo esas ayudas, la retiraremos», confirmó en una entrevista en RNE.

La ministra de Asuntos Económicos considera que este es un momento para la «responsabilidad» de todas las empresas, en especial de las energéticas: «Todos tenemos que ayudar», dijo. Y puso como ejemplo que desde el ministerio han pedido a todas las compañías eléctricas sus datos del gas para poder hacer un balance más ajustado de los precios en la tasa de IPC con el Instituto Nacional de Estadística (INE) y «sigue habiendo una que no los ha proporcionado», sin querer entrar a concretar de cuál se trata.

Así, Calviño aseguró que si estas empresas «no hacen lo que deben», la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) «investigará cualquier subida de precios que absorba la ayuda del Gobierno». Explicó que están estudiando qué está pasando con los precios de las gasolinas en España y en otros países para «ir ajustando» el decreto a las necesidades, y que utilizarán «todos los instrumentos disponibles» para que las empresas no frenen las bajadas de precios e investigar cualquier posible conducta que lo impida.

Los datos son claros: el precio medio de los carburantes en España han subido esta semana un 1,35% desde los ya niveles de récord de la pasada, situando el coste del litro diésel en 1,91 euros de media y el de gasolina en los 1,87, máximos históricos. Desde que entró en marcha el decreto anticrisis el pasado 1 de abril, el litro de diésel ha subido más de un 2,5%, sobre todo debido al incremento de las últimas dos semanas de más de 10 céntimos por litro. La gasolina, por su parte, se ha encarecido también un 2,7% en el último mes. Por tanto, estos incrementos de precio comienzan a comerse una parte de la bonificación puesta en marcha por el Gobierno el 1 de abril.

Los precios de los carburantes son una de las razones por las que el IPC está disparado, pero Calviño confía en que el pico de inflación se haya tocado en marzo (9,8%) y empiece a bajar en la segunda parte del año.

La previsión del Gobierno es que la inflación finalice el año en una media del entorno del 6%, pero en un contexto de «tal incertidumbre», la ministra reconoció que es difícil hacer previsiones. Además, el golpe de la variante ómicrom de la pandemia en China con el cierre del puerto de Shanghái puede «retrasar» estas previsiones, explicó.

«Si los barcos no pueden venir desde China, se puede producir un alza de los costes del transporte y una restricción de suministros, aunque se notará unos meses más tarde», dijo Calviño.

Sánchez quitará la ayuda si la usan las petroleras para inflar precios
Comentarios