sábado. 04.02.2023
El ministro confirma que en el 2008 ya se superó el umbral del Pacto de Estabilidad europeo

Solbes anticipa que el déficit será «sensiblemente» superior al 3%

El Gobierno modificará el viernes a la baja las previsiones para los tres próximos años
Fernández Ordóñez y Solbes, en la exposición de los diez años del euro

madrid

Al Gobierno ya no le cuesta admitir que el déficit del Estado puede pulverizar en 2009 las peores previsiones. El ministro de Economía, Pedro Solbes, admitió este martes que los números rojos del conjunto de las administraciones públicas -”Gobierno central, Seguridad Social, comunidades autónomas y ayuntamientos-” superaron ya en 2008 el umbral del 3% del PIB que marca el Pacto de Estabilidad Presupuestaria europeo, y avanzó que en 2009 ese déficit será «sustancialmente mayor». El reconocimiento llega en un contexto en que la crisis sacude todos los sectores, el paro se ha disparado a niveles impensables hace un año y aparecen, en el extranjero, las primeras dudas sobre la fortaleza de la economía española.

El vicepresidente segundo anunció en el Banco de España, después de inaugurar la exposición

que el Gobierno piensa revisar a la baja el cuadro macroeconómico para los próximos tres años en su reunión de este viernes. El ministro de Economía señaló que presentará ese día al Consejo de Ministros unas cifras algo «más concretas» que las que podía desvelar este martes sobre la evolución económica que prevé su equipo.

Será la tercera vez que el Gobierno revise su previsión de crecimiento en apenas un año. En ese tiempo, la crudeza de la crisis ha ido dejando obsoletas con rapidez las anteriores perspectivas, que en abril eran del 2,3% y en septiembre del 1% del PIB. Lo que puede convertir en excepcional esta nueva revisión es que, por primera vez, Solbes podría plantear una predicción de crecimiento negativo, que equivaldría a una confirmación gubernamental de que España está abocada a sufrir una larga recesión durante el presente año.

El responsable de Economía decidió a finales de 2008 retrasar hasta enero el nuevo programa de estabilidad, que deberá enviar a la Comisión Europea, y avisó de que 2009 será «difícil y complicado». Su jefe, José Luis Rodríguez Zapatero, confirmó este martes que el año recién iniciado será «difícil y duro» en lo económico, y situó en el segundo trimestre la llegada de los primeros indicios de «cierta recuperación».

El presidente del Gobierno señaló que era «impensable» que una crisis tan aguda como la actual no fuera a afectar a España de forma «seria y grave».

Solbes anticipa que el déficit será «sensiblemente» superior al 3%
Comentarios