lunes 20/9/21

El techo de gasto vuelve a marcar récord al superar los 196.000 millones de euros

Pistoletazo de salida para los Presupuestos Generales de 2022.

Este martes el Consejo de Ministros aprobó el límite de gasto no financiero de 2022, comúnmente conocido como techo de gasto, con el que se da salida a la elaboración de las cuentas públicas del año que viene que estarán marcados por la llegada de 75.000 millones de euros en tres años de fondos europeos.

Se trata del techo de gasto más elevado de la historia, al alcanzar los 196.142 millones de euros, 45 millones más que el año pasado, cuando ya se había marcado récord al incrementarlo un 53,7% para hacer frente a la pandemia. El techo de gasto es la cifra de desembolsos máximos que se puede permitir el Estado para el año que viene y funciona como los cimientos sobre el que construir los PGE cada año.

La cifra incluye 26.355 millones de euros de los fondos europeos (sumando 25.622 millones del mecanismo de recuperación y 733 millones del fondo REACT) y una transferencia extraordinaria de 18.396 millones a la Seguridad Social, lo que supone un aumento del 32,1% frente a la de 2021 para «sostener la pensiones», aseguró la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo.

Montero aclaró que el soporte que permite que se pueda mantener este nivel de gasto el año que viene son los indicadores macroeconómicos, es decir, el crecimiento del PIB previsto para los próximos años. Según los cálculos de Hacienda, la recaudación en ingresos tributarios totales subirá un 4,6% en 2022, siendo este el «andamiaje» sobre el que se ha construido el presupuesto.

Además, explicó que una buena parte de los fondos europeos se utilizarán para ir reduciendo el déficit público, para que cuando vuelvan a estar en vigor las reglas fiscales comunitarias haya que corregir lo menos posible los ingresos y gastos necesarios. Este techo de gasto se basa en la idea de poder reducir el déficit público en 2022 al 5% del PIB, 3,4 puntos menos que el de 2021, pese a que la Comisión Europea permite que las reglas que limitan el déficit y la deuda pública de sus países sigan suspendidas en 2022 hasta que se hayan recuperado los niveles de PIB anteriores a la crisis por la pandemia.

El techo de gasto vuelve a marcar récord al superar los 196.000 millones de euros