sábado. 01.10.2022
maría alonso

Teletrabajar desde el Museo del Espionaje, a orillas de un lago o a más de 200 metros de altura desde la Torre de televisión de Berlín es la iniciativa de una empresa alemana que ofrece alquilar espacios para trabajar a distancia en lugares singulares de la capital.

«La mayoría de espacios que tenemos en la plataforma son oficinas regulares, que ponen compañías normales en alquiler, pero también tenemos otros sitios especiales, con los que puedes sentarte en el Museo de los espías aquí en Berlín o ir al Müggelsee, donde hay una playa y ofrecemos un escritorio», explica Karsten Kossatz, el fundador de la aplicación Independesk. Comenta que la aplicación funciona de manera una similar a las que ofrecen compartir coches, pero en este caso se alquilan escritorios.

«Cualquier compañía que tiene escritorios disponibles puede ponerlos en la plataforma y ofrecerlo a la gente de su vecindario, para que en lugar de teletrabajar desde sus casas lo hagan desde allí», indica.

El director de la aplicación, que surgió en la primera ola de la covid-19, señala que el precio habitual oscila entre uno y cinco euros por hora, aunque los más «especiales» tienen un precio más elevado y ofrecen servicios extra como comida. | maría alonso

Teletrabajar desde un museo, un lago o la Torre de televisión de Berlín
Comentarios