domingo 29/5/22

El Gobierno apela a la prudencia pese a que este año, según sus propias previsiones, la recuperación económica alcanzará su «velocidad de crucero». La nueva estrategia de financiación del Tesoro pasa por una emisión neta de deuda de 75.000 millones de euros, prácticamente lo mismo que en 2021. Y la previsión de emisión bruta (que incluye los títulos que se refinancian) asciende a 237.498 millones, un 10% menos que el pasado ejercicio ante las menores amortizaciones esperadas. «Seguimos en un contexto de incertidumbre», reconocía ayer Carlos Cuerpo, secretario general del Tesoro. No se trata solo de las dudas en torno a la evolución de la pandemia. También del proceso de ejecución de los fondos europeos -otra de las más importantes fuentes de financiación del Estado este año- y, sobre todo, del inicio de la retirada de estímulos por parte de los bancos centrales. El principio del fin de unas políticas que, entre otras cosas, permitieron que el coste medio de emisión cerrase el pasado año en negativo (-0,04%) por primera vez en la historia.

Pero la fiesta de la financiación ultrabarata vislumbra su final ante un nuevo ejercicio que, previsiblemente, será el último con tipos negativos en Europa. Además, el Banco Central Europeo (BCE) reducirá poco a poco el volumen de compras de deuda realizadas durante la pandemia. Así que el Tesoro debe manejar muy bien los tiempos de sus emisiones para evitar que esa retirada se transforme en desconfianza por parte de los inversores.

«Necesitamos ser flexibles. El programa de financiación es prudente», insistió Cuerpo durante la presentación de la estrategia del organismo para 2022.

El Tesoro emitirá otros 75.000 M€ de deuda neta en 2022, igual que en 2021
Comentarios