domingo. 03.07.2022

La venta en tiendas (comercio minorista) repuntaron ligeramente en abril un 3,3% en relación con hace un año, según las cifras publicadas este viernes por el INE. Una muy buena noticia para un sector que sigue lastrado por la pandemia, ahora con el problema añadido de la subida de costes de materias primas y energía por la guerra de Ucrania, y que no había conseguido recuperar en 2021 lo perdido en 2020.

Además, el dato de abril supone sumar 8,8 puntos al registrado en marzo, regresando así a tasas interanuales positivas después de que ese mes se desplomaran un 5,5%, su mayor caída en más de un año.

Y el empleo también se comportó bien en el sector, aunque se ralentiza el crecimiento. En abril la ocupación se incrementó un 2,3% respecto a la cifra del mismo mes de 2021, dos décimas por debajo de la de marzo. El empleo en el comercio minorista acumula ya un año consecutivo de alzas interanuales, debido en gran parte al mal desarrollo de 2021.

Pero el dato esconde una evolución del sector peor de lo que parece. Desagregando las cifras, si se tiene en cuenta la tasa sin estaciones de servicio (por el repunte de precios de la gasolina) el avance de abril es solo del 0,7% respecto a hace un año. De hecho, por productos, el sector de la alimentación baja un 1,5% frente a las ventas de abril de 2021. Esto se debe, fundamentalmente, a las subidas de precios de los alimentos, que están llevando a los consumidores a mirar con más cautela sus compras y llevarse solo lo imprescindible. Un informe de NielsenIQ revela que el 73% de los alimentos se encarecieron por encima del 5% en abril, destacando el caso del aceite, que cuesta un 75% más que hace un año. Es decir, un litro de aceite tenía un precio medio en abril de 2021 de 2,34 euros, mientras que ahora la media son 4,11 euros. Este alza ha hecho reducir la demanda un 32% del volumen vendido.

Las tiendas recuperan ligeramente el pulso en abril, pero el sector no remonta
Comentarios