lunes 17.02.2020
Crisis aérea

Trabajadores de Boeing critican sus aviones: "Están diseñados por payasos"

Tras el último accidente del modelo 737 Max, la compañía entrega a la Justicia cientos de mensajes internos con comentarios que agravan la crisis. 
Un Boeing 737. JUSTIN LANE
Un Boeing 737. JUSTIN LANE

 Boeing atraviesa horas bajas. El año ha comenzado con la confirmación de que el modelo 737 Max dejará de producirse y la crisis sigue sin solución a la vista. La compañía estadounidense ha visto cómo la crisis de sus 737 Max -con dos accidentes recientes por fallos en su funcionamiento- le ha costado ya más del 20% de su facturación anual y ha provocado la caída de su CEO, Dennis Muilenburg. Y ahora se suman los comprometedores correos internos de los trabajadores de Boeing que reflejan las dudas que había sobre este avión. La empresa había entregado estos comentarios a la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos (FAA) y a los comités del Congreso de Estados Unidos que están investigando el 737 Max después de los accidentes. Y el Congreso los ha hecho públicos.

Entre los mensajes se encuentran afirmaciones como que el avión fue "diseñado por payasos, que a su vez son supervisados por monos". La compañía asegura en un comunicado que estos mensajes "contienen un lenguaje provocativo y, en ciertos casos, plantean preguntas sobre las interacciones de Boeing con la FAA en relación con el proceso de calificación de los simuladores".

Estas comunicaciones, enviadas entre 2017 y 2018, se centran en el desarrollo de simuladores para el Max y sugieren que algunos empleados podrían haber ocultado a la FAA algunos fallos con los aviones, al tiempo que cuestionan el trabajo del regulador estadounidense. En uno de los correos que se han hecho públicos un trabajador de Boeing pregunta a otro: "¿Pondrías a tu familia en un avión entrenado con un simulador Max? Yo no lo haría". Y la respuesta de su colega también fue "no", algo muy grave teniendo en cuenta que estos simuladores reproducen las condiciones reales de vuelo de estos modelos de avión.

Ejercicio de "transparencia"

La compañía envió en diciembre esta documentación a los parlamentarios cuando el modelo ya había sufrido en un solo año dos accidentes con un balance de 346 muertos en total. "Estas comunicaciones no reflejan la compañía que somos y necesitamos ser, y son completamente inaceptables", remarcan desde Boeing, que asegura que están tomando "las medidas adecuadas" en respuesta a estos mensajes, que incluirán acciones disciplinarias o de otro tipo para el personal, una vez que se hayan completado las revisiones necesarias.

El fabricante estadounidense explicó que enviaron estos mensajes a las autoridades para demostrar su "transparencia". En mayo de 2017 Boeing logró certificar el 737 Max y convencer a la FAA de que los pilotos no necesitaban capacitación en el simulador, sino solamente una actualización en el ordenador, lo que ahorraría dinero a las aerolíneas que compraran estos modelos de avión.
Estos correos son "increíblemente abrumadores", dijo Peter DeFazio, presidente demócrata del Comité de Transporte en la Cámara de Representantes, ya que muestran una "imagen inquietante de lo que Boeing aparentemente estaba dispuesto a hacer para evitar el escrutinio de los reguladores, tripulaciones y pasajeros", añadió. Además, representan un "esfuerzo coordinado" para ocultar "información importante de los reguladores", señaló en un comunicado.

Estos mensajes son un nuevo dolor de cabeza para Boeing, que corre el riesgo de que se compliquen aún más las tensas relaciones con la FAA, que tiene en su poder levantar la prohibición de vuelo del 737 Max, en tierra desde el 13 de marzo. Los aviones están parados y su cuenta de resultados sigue cayendo: su facturación ha bajado a los 58.600 millones de dólares, casi una quinta parte.

Por este motivo el director ejecutivo de Boeing, Dennis Muilenburg, fue sustituido a finales del mes pasado y reemplazado por David Calhoun, un exejecutivo de General Electric que asume el cargo el próximo lunes y con quien se espera que la situación vaya a mejor.

Por otro lado, la aerolínea australiana Qantas, Air New Zealand y la taiwanesa EVA Air son las tres aerolíneas más seguras para viajar, según el ránking que elabora cada año la plataforma Airline Ratings.

Trabajadores de Boeing critican sus aviones: "Están diseñados por payasos"