martes 20/10/20

El turismo se hunde un 75% hasta registrar solo 2,5 millones de visitantes

España perdió 7,4 millones de turistas extranjeros en julio y Londres dio la puntilla

España ha recibido pocos turistas extranjeros este verano después de años marcando récords de ocupación internacional. En pleno mes de julio, el primer mes completo desde que finalizó el estado de alarma, sólo llegaron a España 2,5 millones de visitantes, lo que supone un desplome del 75% desde los 9,9 millones de turistas que registró en el mismo mes del año pasado, según los datos publicados por el INE.

Un mes que ha estado marcado por los rebrotes del virus y las decisiones de algunos gobiernos, como el británico, de establecer cuarentenas para los residentes que volvieran a casa tras sus vacaciones en nuestro país. Este tipo de decisiones ha hecho que la llegada de turistas de Reino Unido, principal país emisor, se haya desplomado un 82,5% tras la visita de solo 378.000 personas frente a los 2,2 millones del año pasado.

Los ciudadanos de los países nórdicos también se reducen un 85,6% en el mes de julio hasta sumar solo 95.000 visitantes. Destaca el hecho de que el primer país emisor de turistas a España por primera vez es Francia, a pesar de las advertencias de su gobierno por reducir sus visitas a nuestro país por los rebrotes, que no llegaron a ser prohibiciones. Llegaron a España cerca de 600.000 franceses en julio, aún así un 58% menos que en el mismo mes del año pasado. En segunda posición se queda Alemania, que reduce sus turistas un 65% hasta las 430.000 personas ya que aún este país no había establecido las restricciones que llegaron en agosto.

Sólo entre junio y julio, España ha perdido más de 16 millones de turistas extranjeros y más de 19.000 millones de euros de gasto de estos visitantes. De hecho, solo en julio el gasto realizado por los visitantes alcanzó los 2.450 millones de euros, lo que supone un desplome del 79,5% respecto a 2019. Cada turista gastó de media 994 euros en España durante sus vacaciones, un 18% menos, y el gasto medio diario bajó un 23% hasta los 123 euros por persona.

El turismo se hunde un 75% hasta registrar solo 2,5 millones de visitantes