lunes. 30.01.2023

Cuando un turista decide hacer la maleta y viajar a España cada vez tiene más en cuenta los motivos médicos. Es decir, elige desplazarse para recibir un tratamiento contra una enfermedad, someterse a una operación o simplemente hacerse retoques estéticos en algunos de los hospitales y centros privados que hay en el país. Y es que el turismo de salud está en auge. Genera más de 75.000 millones de euros al año en todo el mundo, según datos de la OCDE y en España, aunque los números todavía son modestos, crecen a ritmos del 20%. De hecho, en 2015 esta industria facturó 500 millones de euros, lo que supone el 0,5% del PIB turístico y las previsiones estiman que alcance los 1.000 millones en 2020.

La diversidad de la oferta turística en España crece cada año y va más allá del tradicional sol y playa. Uno de esos nuevos actores que ha conquistado el país es el turismo de salud. España recibió el año pasado unos 100.000 viajeros por este motivo, según datos de Spaincares -la alianza que agrupa a varios actores sanitarios y turísticos del país-. En este sentido, hay que diferenciar al turista que viaja expresamente por razones de salud, del turista que enferma durante su visita y requiere asistencia en servicios médicos públicos o privados y que no computa en esta oferta y entraría en otra definición.

Países emisores

Los principales países emisores del turismo sanitario hacia España son el Reino Unido y Alemania, que aportan cerca del 30% de los viajeros de esta industria, según el estudio de ‘Turismo de Salud en España’ elaborado por el Ministerio de Energía, Industria y Turismo en 2013. Le siguen los viajeros procedentes de Holanda (7,5%), Irlanda (4,8%), Bélgica (4,3%) y Francia (4,3%).

Pero el turista de salud no sólo se fija en los tratamientos médicos, sino que también tiene en cuenta otras variables. Y es que, según su patología, algunos tratamientos, como los de reproducción asistida -muy demandados por turistas franceses, británicos e italianos- no requieren hospitalización y por tanto hay tiempo para otras actividades (gastronómicas, culturales…). Unos paquetes que se encargan de elaborar las empresas especializadas en turismo de salud.

El turismo de salud conquista España con unas 100.000 personas en 2015
Comentarios