viernes. 03.02.2023
Cándido Méndez presentó las iniciativas de UGT ante la crisis

madrid

Desde que llegó Rodríguez Zapatero a La Moncloa (2004) las relaciones dentro de la familia socialista han sido excelentes, pero la armonía peligra. El secretario general de la central UGT, Cándido Méndez, criticó este lunes la pasividad del Ejecutivo en el diálogo social y la organización del proceso. A su juicio, carece de sentido abrir mesas de negociación que luego no se desarrollan.

«Necesitamos con urgencia resultados», subrayó, tras reclamar la constitución de comisiones de seguimiento, con participación sindical, para controlar la aplicación y los frutos de las inversiones públicas extraordinarias aplicadas por el Gobierno para paliar la crisis.

Méndez compareció en la sede de UGT, donde explicó las propuestas de la central ante el declive económico. De sus palabras, se desprende que la firma del pacto-guía (Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva) entre empresarios y sindicatos para los convenios de 2009 es difícil.

El mayor obstáculo radica en la subida salarial. En años anteriores, la referencia fue la recomendación del Banco Central Europeo (BCE) del 2% para la previsión de inflación y el aumento de la productividad, con cláusulas de revisión. Las patronales Ceoe y Cepyme se inclinan por cambiar ahora la fórmula, postura que UGT y CC. OO. rechazan.

UGT deja entrever que peligra la armonía en la «familia socialista»
Comentarios