miércoles 14/4/21

Las ventas digitales son un salvavidas temporal

El valor de las ventas físicas de la industria de la moda cayó un -33% en 2020, mientras que el de las operaciones online logró un aumento del 55%, un contraste que explica por qué el comercio electrónico ha salvado al sector de un primer año pandémico aún peor.

Los datos los recoge la consultora especializada Kantar en su último informe de mercado, que refleja que ese empuje del negocio digital ha resultado mucho mayor en España que en las principales potencias europeas: Reino Unido (un 33% más), Francia (24%) e Italia (29%), en contraste con el alza mínima (3%) de Alemania.

Sin embargo, la cuota de mercado digital en el sector textil todavía no alcanza las dos cifras (solo el 9%, según la patronal Acotex), salvo en el caso de las grandes cadenas. De hecho, éstas aspiran a consolidar ese crecimiento gracias al empuje de las operaciones digitales provocado por las restricciones de la covid-19.

Inditex, el gigante español del sector, pretende que una cuarta parte de su facturación llegue por vía online en 2022 (en 2019 era el 14%). Y debido a que sus ventas digitales se han disparado un 75% interanual (este mes se sabrán sus resultados finales), incluso podría alcanzarlo antes. Para ello invertirá mil millones de euros en tres años, además de completar en 2021 su plataforma tecnológica propia para soportar sus actividades digitales y facilitar la integración del negocio de sus tiendas.

Una senda parecida seguirán otras grandes firmas del sector. La sueca H&M ha incrementado sus ventas digitales un 27% en su último trimestre y prevé cerrar su ejercicio fiscal con una cuota de negocio digital superior al 35%. En la estadounidense GAP se prevé llegar a una cuota del 40%, y en la japonesa Uniqlo representaba el 20% en Europa y el doble en EE UU en su último año fiscal (se cerró en agosto).

Las ventas digitales son un salvavidas temporal