viernes 27/5/22

El sector turístico no vive sólo del ocio y los hoteles a pie de playa, sino que una parte muy importante de los ingresos llegan de los viajes de negocios. Reuniones para las que hay que desplazarse dentro de España o empleados de otros países que llegan a nuestro país a firmar algún acuerdo o verse cara a cara con sus compañeros.

Desde BizAway, la plataforma de ayuda para viajes de negocios, reconocen que la pandemia ha cambiado los hábitos de las empresas, que ahora intentan reducir los viajes de sus empleados si es necesario.

«Las videollamadas sustituyen a los viajes de ida y vuelta que antes se hacían por estar en una reunión», explica Luca Carlucci, cofundador y CEO de la empresa. Pero esto no quiere decir que el turismo de negocios esté de capa caída.

UN NUEVO TIPO DE VIAJE

Carlucci asegura que los niveles prepandemia están «a punto de recuperarse» y que notan una evolución «sostenida» desde el año pasado. Ahora que pocos países continúan con restricciones de entrada y salida a causa de la pandemia, «la recuperación está siendo mucho más rápida de lo que se esperaba». En su opinión, es un nuevo tipo de viaje que busca reunificar equipos que han trabajado en remoto durante estos dos años o cerrar acuerdos que se han ido gestando por videollamadas.

«En la firma de un contrato, pueden hacerse cuatro videoconferencias y que la última reunión sea presencial, se necesita ese contacto humano, hay cierto cansancio de lo digital», afirma el CEO de BizAway. Y aunque habrá una parte de los viajes de negocios que nunca se recupere, la compañía prevé la «plena recuperación» de este sector económico este año.

Además, el turismo de congresos y ferias internacionales que se organizan sobre todo en Madrid y Barcelona están volviendo a celebrarse de forma presencial con mucho interés por parte de los empresarios internacionales y los niveles de asistencia están siendo «sorprendentes», señala Carlucci.

Las videollamadas no acaban con las reuniones
Comentarios