viernes 28/1/22

Las calles de la barriada del Rio San Pedro de Puerto Real han vuelto este miércoles a ser escenario de violentos enfrentamientos entre la Policía y manifestantes en la novena jornada de la huelga indefinida de los trabajadores del metal de la provincia de Cádiz.

Los disturbios, en los que la Policía ha hecho uso de gases lacrimógenos y pelotas de goma y los manifestantes han lanzado botellas, piedras y otros objetos y derribado y quemado contenedores, no se han detenido pese a que hoy se ha abierto una nueva posibilidad de llegar a un acuerdo.

Los representantes sindicales de los trabajadores y de los responsables de la Federación de Empresarios del Metal están reunidos desde las 10.30 horas en la sede de Sevilla del Consejo Andaluz de Relaciones Laborales, el órgano de mediación laboral de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía.

Se trata de la cuarta reunión que ambas partes mantienen desde el inicio de la huelga indefinida para tratar de buscar un acuerdo que, según exigen los sindicatos, debe incluir ineludiblemente una subida salarial basaba en el incremento real del IPC.

«Si esto no se arregla, igual tienen que asumir responsabilidades otros que no están en la mesa, llamémosles políticos, llamémoles entidades», ha apuntado a la entrada de la reunión Juan Linares, secretario provincial de Industria de CCOO, mientras su homólogo de UGT, Antonio Montoro subrayaba que ellos iban a poner «toda la carne en el asador» para poner ya una solución al conflicto. «La situación cada vez es más tensa, cada vez más complicada incluso para nosotros poder llegar a un acuerdo», ha añadido Montoro.

Para el secretario general de la Femca, José Muñoz, la situación es ya «urgente» y «crítica» para muchas empresas. «Vamos a tener que ser un poco generosas todos».

La violencia vuelve a Cádiz en la novena jornada de huelga del metal
Comentarios