lunes. 08.08.2022

Bank of America ha decidido cambiar su posicionamiento en renta variable europea de «neutral» a «negativo» después de las caídas del 20% registradas desde principios de año, cuando los mercados empezaron a descontar unas pesimistas expectativas macroeconómicas que la entidad espera que se acaben materializando.

La firma considera que la próxima «gran oportunidad» debería presentarse una vez que el ciclo económico «toque fondo» y el crecimiento comience a repuntar, aunque vaticina que es poco probable que esto ocurra hasta el primer trimestre de 2023.

En este contexto, ha reducido su posición en valores cíclicos frente a defensivos, al mismo tiempo que ha elevado a «neutral» a compañías «value» frente a «growth».

Entre los defensivos, prefiere alimentos y bebidas, bienes personales y domésticos y «utilities», para los que prevé un rendimiento del 10%.

Visión negativa sobre las Bolsas europeas
Comentarios