viernes 28.02.2020

A vueltas con los Presupuestos Generales del Estado

La situación que ha mediado entre una y otra realidad impositiva fue la entrada en vigor de uno de los preceptos que se incluían en los últimos Presupuestos Generales del Estado, los aprobados por el Congreso a mediados de 2018, con el Gobierno de Pedro Sánchez llegado al poder, pero cuya elaboración y tramitación fueron propuestos por el Ejecutivo de Mariano Rajoy. De hecho, a día de hoy, esas cuentas públicas de la era Montoro son las que siguen en vigor a la espera de un nuevo Consejo de Ministros que elabore los Presupuestos de 2020. En las cuentas de Montoro se incluía «la integración del tipo impositivo autonómico del Impuesto sobre Hidrocarburos en el tipo estatal especial». Las comunidades afectadas fueron País Vasco, Navarra, Cantabria, La Rioja y Castilla y León, donde el gravamen autonómico se elevó en 4,8 céntimos de euro por litro; la Comunidad de Madrid, donde los precios subieron, de media, 3,1 céntimos por litro; Aragón, con 2,4 céntimos más; y Extremadura, con 0,96 céntimos de euro. También en Asturias se incrementó en 0,8 céntimos el litro en el caso del gasóleo. En el resto de comunidades (Andalucía, Baleares, Castilla La Mancha, Cataluña, Galicia, Murcia y la Comunidad Valenciana), los impuestos se mantuvieron como los tenían establecidos.

A vueltas con los Presupuestos Generales del Estado