miércoles 25/5/22

La política vive un momento intenso en Castilla y León. Y la sanidad está en el epicentro, tanto por el covid como por el origen de muchas de las desavenencias entre el PP y Ciudadanos. Desde este martes, el ejecutivo de Alfonso Fernández Mañueco tiene al frente de un asunto tan importante a un consejero de su estricta confianza. Y en la víspera de la conferencia de presidentes autonómicos se facilitó un balance que admite lecturas positivas sobre la expansión del coronavirus, o más concretamente sobre su incidencia sanitaria.

Los hospitales de Castilla y León tenían ingresados este martes en total, según los datos actualizados por la Junta, a 462 pacientes con covid, 377 de ellos en planta y 85 en unidades de cuidados críticos, mientras que hace un año, el martes 22 de diciembre de 2020, sumaban 693 pacientes: 545 en planta y 148 en UCI. Es decir, 230 más. Y eso, cuando la tasa en la comunidad era cinco veces menor, concretamente de 175 casos por 100.000, después de un descenso prolongado que había comenzado en el mes de noviembre anterior.

Batalla sanitaria
Comentarios