martes. 05.07.2022

Cuando la ciudadanía tanto reclamaba a los partidos unidad ha salido lo peor en forma de todo tipo de insultos y acusaciones entrecruzadas. Ayer ese ambiente hostil nacional se traslado a lo local, al Ayuntamiento de León. El alcalde José Antonio Diez (PSOE) al ser preguntado por la concentración del jueves de empresarios y autónomos, con la presencia de políticos, comentó que «a algunos les gusta más una foto que a un tonto un lápiz». Una afirmación que no gustó precisamente al concejal popular y senador Antonio Silván. Tras el minuto de silencio a las puertas del Ayuntamiento por el final del luto decretado por el Gobierno, así se lo hizo saber a Diez, a lo que el alcalde expresó bastante airadamente y en medio de la sorpresa general un «a quién va a dar lecciones». Uno de los concejales presentes les reclamó mesura y la cosas acabaron con una despedida cordial, pero el episodio sorprende y quizá evidencia ese conflicto nacional que se está propagando.

En sus declaraciones, Diez fue crítico con el PP y la Junta, y explicó que «algunos piensan que no son culpables, mientras son sus partidos los que están gobernando en la Junta» que, según él, «ha sido inoperante en el punto de vista de apoyo a las administraciones locales».

La bronca política llega a lo local
Comentarios