miércoles 18/5/22

Se cumplen diez años de un rescate del sector financiero sin precedentes, y también sin retorno para los contribuyentes. El rescate de bancos y cajas de ahorro en quiebra salvó a los depositantes de perder sus ahorros (más allá de operaciones como las preferentes, que desencadenaron un rosario de reclamaciones judiciales histórico); pero supuso para las arcas públicas un quebranto de más de 59.000 millones de euros, más lo dispuesto del Fondo de Garantía de Depósitos. El Banco Ceiss que intentó recomponer el despropósito de Caja España y hoy es parte de Unicaja costó 1.559 millones, y se han recuperado 926. Es una pequeña parte de esa deuda, cuando la banca suma beneficios y se frota las manos ante la inminente subida de tipos.

Diez años de un rescate sin retorno
Comentarios