lunes 1/3/21

El charco de Ribera

La vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, tiene en sus manos tres asuntos de los que marcan la agenda de la provincia de León: las alternativas al carbón, el envejecimiento y ahora el lobo. Pero Ribera vive un momento político complicado. Un juzgado de Sevilla está investigando los 80 millones en ayudas públicas concedidas por el Ejecutivo andaluz a la empresa fotovoltaica Isofotón entre 2005 y 2012 para saber si se aprobaron a sabiendas de la mala situación económica de la empresa. En este contexto, la Fiscalía ha requerido el acta de la comisión delegada para Asuntos Económicos que el 3 de julio de 2012 modificó una propuesta de inversión para un préstamo de 8,3 millones a Isofotón. Lo curioso es que la ministra Ribera oculta en su curriculum profesional la vinculación laboral que tuvo con la polémica empresa durante la presidencia andaluza del socialista José Antonio Griñán, un veterano político ya condenado por problemas derivados de la gestión del dinero público en esa comunidad autónoma.

El charco de Ribera
Comentarios