lunes 01.06.2020

El virus sí trae preguntas

Desde hace ya bastante tiempo se había implantado progresivamente una moda entre los representantes políticos de denegar a los periodistas la posibilidad de plantear preguntas. El objetivo es obvio. Se trata de dificultar todo lo posible aquellos temas que resultan incómodos. Discursos monotemáticos y teledirigidos para que lleguen a la ciudadanía limpios de cualquier atisbo de duda. O lo que es inaceptable, se evita que el político —o incluso lo que es más lamentable, algún empresario, sindicalista…— tenga que dar explicaciones sobre asuntos más o menos turbios. El coronavirus dicen que cambiará muchas cosas. En cierto modo parece imprescindible, que colabore a combatir tantos excesos como habíamos dado por buenos. De momento al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le ha generado un problema añadido. Se ha visto obligado a rectificar y en sus comparecencias aceptará preguntas de la prensa. Qué mínimo para el máximo responsable político de un país democrático…

El virus sí trae preguntas
Comentarios