sábado. 03.12.2022

El Gobierno reconoce que en lo que va de año apenas ha pagado algo más del 21% de los Fondos de Recuperación y Resiliencia que tenía consignados para este año, 6.347 millones de un total de 28.444 aprobados como créditos definitivos. Al margen de la cuestionada gestión que se está haciendo de los dineros de Next Generation, que se anunciaron como salvadores de la economía tras la debacle de la pandemia, el Ejecutivo reconoce en su último informe de la Intervención General de la Administración del Estado que este dinero se enreda además en autonomías y ayuntamientos, y no está llegando como debería a las empresas y la economía real. La burocracia sigue siendo una traba insalvable para la efectividad de las medidas de urgencia.

Los eternos cuellos de botella
Comentarios