miércoles. 10.08.2022

No deja de ser una paradoja que para escapar del fuego los bomberos de León no tengan más que ganas de escapar del parque de la avenida de Sáenz de Miera. Después de más de 800.000 euros de inversión en la reforma de las instalaciones, que obligó incluso a su traslado al coto escolar durante siete meses, ha dejado cambios tan curiosos como la reducción del espacio disponible para abrir las ventanas. Como consecuencia, los funcionarios del servicio de prevención y extinción de incendios de la capital leonesa tienen que enfrentarse durante sus guardias a temperaturas en el interior del edificio que superan incluso los 35 grados. El parque de bomberos de León está que arde.

Fuego en el parque de bomberos
Comentarios