domingo 29/5/22

Lo explicó recientemente el director de la Escuela de Minas de León, Antonio Bernardo. Las galerías abandonadas de las antiguas explotaciones de carbón están siendo estudiadas para ser utilizadas como lugar de almacenamiento energético, lo que abriría camino a uno de los principales problemas energéticos, la imposibilidad de almacenaje, ahora que la transición ecológica y los precios de la electricidad exigen medidas urgentes y eficientes.

Pero no es la única propuesta que se está planteando para utilizar las viejas infraestructuras carboneras. Las minas pueden funcionar como minicentrales eléctricas y también como invernaderos, y otras muchas propuestas que geólogos, informáticos e ingenieros están estudiando. Ahí las cuencas leonesas tienen un potencial que necesita esfuerzo en I+D para salir adelante. Los fondos de transición prometidos a las comarcas mineras y los de recuperación europeos tienen mucho que aportar en estas nuevas propuestas.

Las galerías mineras sí tienen futuro
Comentarios