jueves 24/9/20

Igea y el lobezno

Acostumbrado a decir lo que piensa sin reservas de ningún tipo, y algún disgusto ya le ha costado, el vicepresidente de la Junta de Castilla y León ha desatado las críticas y condenas de los conservacionistas y en general de una parte de la sociedad al afirmar que «no creo que la muerte de un lobezno sea noticia». Efectivamente no lo sería si se hubiera producido por circunstancias naturales y no en otro contexto —y por razones distintas a una supuesta deshidratación— que no fuera el del traslado desde la montaña —fue hallado y rescatado en el pueblo de Abelgas de Luna— al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid, un servicio que León siempre ha querido tener más cerca precisamente por la diversidad y riqueza de su fauna salvaje. Aunque Igea defendió la praxis de los trabajadores del Cras —al cachorro se le practicará la necropsia para determinar las causas de la fatalidad—, sí le sobró también el argumento que siguió a su desliz: «Cualquier persona entenderá que con un animal de semanas, encontrado y rescatado, esto puede pasar».

Igea y el lobezno
Comentarios