sábado 21/5/22

Hace casi cinco años el grupo BA Glass Spain (la antigua Vidriera Leonesa) decidió abandonar León como sede social de la empresa en España y trasladarse a Badajoz. Criticó entonces a la Junta de Castilla y León por no darle el trato que sí le prometió la de Extremadura, y León perdió la segunda compañía entonces por volumen de facturación en la provincia, aunque no su planta ni su actividad.

Ahora la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos declara el incumplimiento parcial de las condiciones por las que se le concedieron incentivos regionales en la zona de Extremadura, y tendrá que devolver el 3,75% de la subvención que se le otorgó en 2019. Una merma de 286.436 euros, lo que deja su ayuda pública en este proyecto en 7,35 millones de euros. La vidriera portuguesa se comprometió a crear y mantener 80 nuevos puestos de trabajo, y sumar en total 603. Ahora tiene 600, tres menos de los previstos, de ahí la penalización. Quedan en su plantilla, eso sí, 600 trabajadores. 77 más que antes de la ayuda.

Incumplimiento parcial, pero crecimiento
Comentarios