domingo 27/9/20

La lucha por la vida de Sali

El aumento de la población de osos está provocando algunos incidentes con los humanos cuando se acercan a las poblaciones, pero permite también localizar a algunos ejemplares con problemas que, de no ser vistos a tiempo, morirían con toda seguridad. Es el caso de Sali, una osezna de ocho meses que ha sido rescatada en Somiedo, por cuyas carreteras vagaba sola y enferma tras haber sido rechazada por su madre.

La cría pesa poco más de seis kilos y ha sido trasladada a una clínica donde tratarán de estabilizarla, porque presenta desnutrición, deshidratación y un estado de salud muy delicado. El objetivo es ahora recuperarla, y que pueda volver a la montaña. Los grupos de trabajo sobre el oso pardo trabajan para la localización de las crías que tienen problemas o quedan huérfanas, de forma que puedan sobrevivir. Ojalá Sali (se la localizó en Saliencia) corra mejor suerte que el lobezno rescatado en Abelgas de Luna y que falleció ras su traslado al Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Valladolid.

La lucha por la vida de Sali
Comentarios