jueves. 08.12.2022

De un tiempo a esta parte el Ayuntamiento de León ha creado un ‘aparcamiento’ sobre la acera del Auditorio cada vez que acuden autoridades. Aunque hay un buen número de plazas reservas las 24 horas los 365 días del año en la fachada norte del edificio, por alguna razón se derivan los coches literalmente a la puerta. Parece que los políticos siguen sin entender nada de lo que pasa en la calle. Podemos consiguió aglutinar mucho voto —que luego desperdició por sus incoherencias— con varios eslóganes entre los que figuraba el abuso con los coches oficiales. La imagen que daba ayer el Auditorio parecía más propia de otros tiempos, en los que por cierto también eran frecuentes los repartos de medallas como principal función de los cargos públicos. Sea porque ahora ya no caben tantos coches o por comodidad la imagen dada es lamentable. Sin duda, para el ciudadano que recibe una multa cuando sube el coche en la acera para dejar a personas mayores, discapacitados... La medalla de ayer a los sanitarios era merecida. Pero fuera, en la calle, hay en estos momentos otra emergencia muy grave en la que podrían ocupar su tiempo las autoridades...

¿Más coches oficiales?
Comentarios