martes 18/1/22

La entidad financiera heredera de la antigua Caja España —que adquirió aprovechando la crisis— vive envuelta en polémicas. Las críticas desde la provincia de León arrecian por su decisión de recortar constantemente sus servicios, últimamente con la supresión de los sistemas de atención a los clientes en el mundo rural con oficinas móviles.

Ahora, el conflicto para Unicaja le llega desde el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través del Protectorado de Fundaciones Bancarias, que ha solicitado información a la Fundación Unicaja después de haber recibido escritos de varios patronos del organismo. Según han confirmado fuentes del Ministerio a Europa Press, el ente gubernamental ha puesto al corriente de la situación al Banco de España, por su condición de supervisor, así como a Unicaja Banco. Y ha informado a los patronos de las actuaciones realizadas tras la impugnación realizada a sus acuerdos del pasado 28 de diciembre, día en el que se renovaron a los cuatro consejeros que la propia fundación tiene en Unicaja Banco. Cabe recordar que la Unicaja tiene un 30,236% del capital social de la entidad, un porcentaje que bajó desde el 50,8% por la fusión con Liberbank realizada el pasado verano.

Más líos en el seno de Unicaja
Comentarios