jueves. 01.12.2022

Durante muchas semanas se ha escuchado el discurso de que el pacto PP y Vox estaba cerrado desde antes de las elecciones. Después llegó el que todo había quedado claro desde el 13-F por la claudicación de los populares a todas y cada una de las exigencias del partido verde. Incluso se hicieron quinielas sobre consejerías y afloraron nombres que se daban por hecho para ocuparlas. Pero el paso del tiempo está evidenciando que hay mucho más partido del que se presuponía. Cada día que pasa deja claro que las cosas no estaban tan cerradas como se decía. Ayer mismo, el presidente de las Cortes, el leonés Carlos Pollán (Vox), admitió que de momento no han sido convocadas ni la Mesa ni la Junta de Portavoces para activar la investidura de Alfonso Fernández Mañueco. El conflicto es que ambos partidos tienen pendiente «el encaje» de la estructura, las competencias y los titulares de cada consejería. Pollán confía en que «en un breve plazo» ambos partidos informen de ese acuerdo y el Pleno pueda ser convocado para este viernes, aunque ya no descarta un aplazamiento incluso para la próxima semana.

Ni cerrado, ni tan fácil
Comentarios