domingo. 25.09.2022

La política municipal leonesa no ha sido nunca fácil. Buena prueba de ello es el importante número de alcaldes que se acumulan ya en Democracia y los sucesivos vuelcos y pactos, con mociones de censura incluidas. Pero detrás de ello está un electorado poco proclive a los cheques en blanco. Este jueves se cumplieron 25 años de un hito curioso. La primera mayoría absoluta en el Ayuntamiento de la capital de la provincia. Tras muchos años con Juan Morano y lo que parecía un líder incuestionable y con un gran respaldo popular, llegó un joven candidato —cocinado durante años en el seno de AP y después del PP— y conquistaba la cima de los 14 sobre 27 concejales. Aquello fue un logro de Mario Amilivia que sólo se repitió en una ocasión. Cuando el derrumbe del PSOE por la gestión de la crisis llevó al Partido Popular a cifras no conocidas. Fue en la primavera de 2011, con José Luis Rodríguez Zapatero aún en La Moncloa a unos meses de las generales del 20 de noviembre.

La paradoja de Amilivia
Comentarios