miércoles 28/10/20

Política a la carrera y mal cocinada

En la política de intentar cocinar un buen golpe al adversario acusándole de oídas, se olvida con frecuencia un ingrediente esencial: comprobar los datos. Así que el plato que se sirve hace daño, sienta mal, pero queda al descubierto la impericia del cocinero. En Villaquilambre, el líder de la oposición Jorge Pérez (PSOE), tuvo prisa. Convocó una rueda de prensa el pasado día 14 para acusar al alcalde popular, Manuel García, de estar «implicado y su círculo familiar en la construcción de un bloque de viviendas sin licencia municipal» en Villaobispo. Tres días después, el 17, registró una solicitud en el Ayuntamiento para acceder al expediente de las licencias del solar que dio por inválidas de forma pública. Es decir, primero habló y luego intentó acceder a los documentos que podían justificar o arruinar sus acusaciones. Tampoco constató que el terreno donde se levanta el edificio fuera del alcalde, que no lo es porque Manuel García se desvinculó hace tiempo de ese suelo. Lo que ahora se hornea es una querella contra Pérez.

Política a la carrera y mal cocinada
Comentarios