viernes 21/1/22
En la provincia de León no se han anunciado públicamente ataques de lobos a la ganadería desde hace un cierto tiempo. Pero más al sur, en la zona próxima al Duero, no se puede decir lo mismo. Por ello, la organización agraria Coag de Castilla y León ha reclamado medidas para el control de los cánidos más agresivos tras registrarse una decena de ataques del lobo en las provincias de Zamora y Salamanca, en las últimas semanas, que han dejado 90 cabezas de ganado muertas, 38 heridas y 62 abortos. Los ataques a los que ha aludido Coag se han registrado en Revellinos del Campos (Zamora), al norte del río Duero, donde el lobo ha dejado de ser especie cinegética en los últimos dos meses —como en el caso de la provincia leonesa—, lo que quiere decir que no se puede cazar, así como en las localidades zamoranas situadas al sur del Duero de Gáname, Torrefrades y El Cubo de la Tierra y en la salmantina de Palacios del Arzobispo, donde se mantiene como protegida y tampoco puede ser abatida. Estos ataques han llevado a la coordinadora agraria a asegurar que el lobo está «machacando» a los ganaderos de la Comunidad desde que la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, prohibió su caza.

¡Que viene el lobo!
Comentarios