miércoles. 07.12.2022

El tiempo político que vivimos es bastante inquietante. Se apela mucho a otras etapas, en las que más allá de las disputas, la actividad estaba marcada por la concordia, el decoro y la capacidad de escucha al otro. Quizá las instituciones al final no son más que el reflejo de la propia sociedad, que vive permanentemente tensionada. Pero en las instituciones, sus representantes, deben entender que ocupan los cargos como delegados de la ciudadanía. Y que el respeto es una norma incuestionable. Ayer, fue el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, el que puso de manifiesto el desprecio del Gobierno central al invitarle 37 horas antes a la visita de la ministra a Pajares. Lo más triste es que no es un hecho insólito. Se ha dado incluso entre instituciones gobernadas por el mismo partido. ¿Afán de protagonismo?

Respeto entre instituciones
Comentarios