martes 24/5/22

Conocida en política es esa actitud de intentar medrar buscando la equidistancia sacudiendo a unos y otros. Algo de esto intentó ayer la portavoz de Ciudadanos en la Diputación y en el Ayuntamiento de León, Gemma Villarroel, al achacar la paralización del proyecto de Torneros tanto a la Junta (PP) como al Gobierno central (PSOE). La demagogia de este movimiento interesado es fácil de plantear al reclamar a ambos que «dejen de utilizar Torneros como herramienta política y asuman con seriedad y transparencia su desarrollo». Defiende que el proyecto «es necesario» por lo que pide a ambos instituciones que «dejen de pasarse la pelota y no hagan más el ridículo porque los leoneses se dan cuenta de que lo que les falta es voluntad política para llevarlo a cabo». Pero la trampa, quizá por desconocimiento, o por malicia, es evidente. El polo multimodal de Torneros es un proyecto del Gobierno y es el único responsable de su paralización desde hace muchos, muchos años...

Rigor sobre Torneros...
Comentarios