sábado 26/9/20

Un baile de calles

Al calor de las informaciones sobre los escándalos fiscales del emérito, el portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, solicitó al INE un listado completo con todas las calles, avenidas, plazas, vías y otros lugares públicos que tienen el nombre de Juan Carlos I. Poco después presentaba una iniciativa en el Senado para retirar el nombre del emérito en al menos 637 municipios de España. Los ayuntamientos de Vitoria (PNV), Gijón (PSOE) y Cádiz (Podemos) ya dieron los primeros pasos. La operación coincide con otra de alcance global que pretende quitar del mapa cualquier vestigio de las personas que hayan tenido una relación más o menos demostrada con actitudes de abuso sexual. Son los casos de Plácido Domingo o de Woody Allen, entre otros muchos. Este rigorismo es absurdo. Una dedicatoria exalta una genialidad, no una integridad moral. En cualquier caso, o se pacta el borrón y cuenta nueva, a la vez que se prohíbe dedicar calles a personas vivas o, si hurgamos mucho, nos quedaremos sin callejero. Y sin historia, si a alguno se le ocurre eliminar a los protagonistas que no fueron ejemplares.

Un baile de calles
Comentarios