viernes. 02.12.2022
                      José María Aznar junto a Mañueco y otros miembros del PP en Valaldolid. NACHO GALLEGO
José María Aznar junto a Mañueco y otros miembros del PP en Valaldolid. NACHO GALLEGO

El expresidente de Castilla y León y de España, José María Aznar, apoyó ayer la candidatura de Alfonso Fernández Mañueco para revalidar su cargo con un «respaldo concluyente» en las urnas, para lo que demandó a los electores evitar los «populismos mentirosos» que se basan en el voto «del desahogo».

En el mitin que compartieron en la Cúpula del Milenio de Valladolid, sin mencionar partidos concretos, Aznar sostuvo que los ciudadanos recurren a los populismos «porque no tienen un referente fuerte en el que confiar», a lo que añadió que «ser una referencia fuerte es fundamental en el mundo de hoy». «Los sentimientos no pueden sustituir a la razón, la política es idea, razón y sentimiento, todo eso es lo que hay que mezclar», resumió el expresidente, quien proclamó que los miembros el PP no son «nacionalistas» porque les «basta con ser españoles». «Estamos aquí para decir que hay un proyecto para Castilla y León y una gran alternativa nacional para España», afirmó.

Aznar recordó que en su época al frente de la Junta se fraguó «un partido unido, fuerte, ganador, se gestó una alternativa nacional reformista, centrada, triunfadora ante un socialismo anticuado y fracasado», que nació en Castilla y León y que sirvió para España después. «No nos han hecho, ni concebido, ni parido para hacer pequeñas cosas, sino para construir y para ganar», proclamó entre aplausos antes de preguntarse «a quién le gusta este Gobierno», en referencia al de Pedro Sánchez.

En su opinión, sólo les gusta a los que «quieren mantenerse en el gobierno a toda costa», «cediendo a cualquier chantaje y llevando a España a políticas de discordia», pero también a los secesionistas que atacaron «la libertad y a España» y luego fueron indultados «para que den el siguiente golpe».

El exdirigente subrayó que «en la fragmentación y la discordia», Castilla y León «no tiene nada que ganar», como tampoco «con la simple indignación o el victimismo». «Nadie va a hacer más por esta tierra que el Partido Popular», advirtió. El que fuera presidente de la Junta entre 1987 y 1989 pidió un apoyo «claro y rotundo» para el candidato popular en los próximos comicios, Alfonso Fernández Mañueco, ya que éste «sabe liderar» y tiene que ser «un referente para España».

Fernández Mañueco agradeció el apoyo y elogió el papel desarrollado por Aznar, a quien responsabilizó de unos años de gobierno «prodigiosos». «Contigo empezó todo», apuntó.

El candidato reconoció que Aznar ha sido un referente para él en lo político y remarcó que con su paso por esta comunidad y su salto a la política nacional «empezó todo» para el PP, refundado bajo su presidencia, y también para Castilla y León, en la que dejó «su ambición» por aportar al proyecto de España.

El líder incidió además en que «Valladolid y Castilla y León son automoción» y recalcó que han estado, están y estarán « apoyando los proyectos de inversión», al tiempo que citó los acuerdos con Renault, Iveco o más recientemente, Switch Mobility.

Aznar reclama un respaldo firme para Mañueco
Comentarios