miércoles. 06.07.2022

Casado pide el apoyo para Mañueco en una contienda «contra el sanchismo»

Mañueco reclama la movilización total para no depender de «reuniones de despacho»
                      Suárez-Quiñones, Fernández Mañueco, Pablo Casado y Javier Carrera, ayer, recorriendo las calles de La Bañeza. RAMIRO
Suárez-Quiñones, Fernández Mañueco, Pablo Casado y Javier Carrera, ayer, recorriendo las calles de La Bañeza. RAMIRO

El presidente del PP, Pablo Casado, enarboló ayer la contienda electoral del 13-F como una apuesta «contra el sanchismo» y pidió la confianza para el candidato popular, Alfonso Fernández-Mañueco. En un acto electoral celebrado en La Bañeza, se comprometió también a impulsar el Corredor Atlántico y construir la autovía Ponferrada-La Espina si accede al gobierno tras las próximas elecciones generales. Casado prometió además blindar por ley el impuesto de donaciones y sucesiones aplicar la tarifa plana a los autónomos.

El presidente del PP se ha dirigido a los presentes en el mitin como un «leonés entero de corazón» y ha defendido el papel de León en la historia de España, en una intervención plagada de referencias al mundo rural. «Los leoneses somos gente humilde, gente cercana, gente sensata...» ha aseverado Casado en primera persona del plural, en una intervención en la que ha defendido al sector primario frente a «los ataques del Gobierno de Sánchez».

Casado acusó a los socialistas de no tener ni idea del mundo rural, «de lo que tantas familias como la de mi padre, humilde, con 14 hermanos ha tenido que luchar», que «siguen atacando a la agricultura y a la ganadería como si todo surgiera de la ciencia infusa».

El presidente popular contó la experiencia que vivió ayer en Matadeon de los Oteros, en una ganadería de ovino, para explicar que «los ganaderos aquí en España no maltratan a los animales».

La defensa del mundo rural acaparó gran parte de la intervención del líder popular, quien apeló a la labor de los diferentes presidentes populares de la Junta, con mención expresa, asegurando que «llevan décadas peleando» en el Comité de Regiones de Europa sobre esta problemática. También pidió la confianza de todos los militantes y cargos públicos del partido para apoyar la candidatura de Alfonso Fernández Mañueco a presidente de la Junta, «una buena persona y un buen gestor», con el fin de que alcance una mayoría sufiente para gobernar en solitario a partir del 13-F, una cita para elegir «entre Mañueco y el Sanchismo».

Por su parte, Mañueco apeló a «no fiarse de las encuestas» y a movilizarse por «cada voto cuenta». «La mejor manera de perder las elecciones es pensar que están ganadas de antemano», añadió el líder popular, para «evitar la plaga del sanchismo en Castilla y León» y no depender de las «reuniones de despacho que nos puedan quitar el Gobierno». También se refirió a sus propuestas electorales como la apertura por ley de todos los consultorios o la gratuidad de la educación para los menores de 0 a 3 años.

El cierre precipitado de la minería y las centrales térmicas, la problemática del lobo, la polémica con el consumo de carne y azúcar —Casado se comprometió a suprimir el Ministerio de Consumo si llegaba a la Moncloa— y las negociaciones de la PAC fueron algunas de las cuestiones que abordaron tanto Casado como Mañueco, que también incidieron en las rebajas que el PP ha propuesto para la fiscalidad rural, las ayudas para los autónomos frente a la subida de las cuotas que propone el Gobierno así como la adopción de medidas para bajar el precio de la luz.

Casado pide el apoyo para Mañueco en una contienda «contra el sanchismo»
Comentarios