domingo. 25.09.2022
                      Javier Ortega Smith, ayer en Ponferrada. L. DE LA MATA
Javier Ortega Smith, ayer en Ponferrada. L. DE LA MATA

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith-Molina cargó ayer en Ponferrada contra el Estado de las autonomías porque habría convertido a España en «un reino de taifas» que habría «dividido y enfrentado a los españoles», y reclamó un plan hidrológico nacional y una política orientada a obtener la «soberanía energética» y la «soberanía alimentaria». Ortega Smith escogió el parque de la Provincia del Bierzo para ofrecer un mitin de precampaña junto al candidato de Vox en Castilla y León, Juan García-Gallardo —que arremetió sobre todo contra el actual presidente autonómico y candidato del PP, Alfonso Fernández Mañueco— y el coordinador de Vox en la comarca y miembro de la candidatura, Miguel Suárez.

De «auténtico Estado persa» definió Ortega Smith la España de las autonomías porque, dependiendo de en qué comunidad se viva, la sanidad, la educación y los medios de comunicación serían diferentes. Lo que habría conseguido el actual modelo territorial de España, según el secretario general de Vox, es tener a los españoles «divididos y enfrentados». Y aún más, «ha logrado la cuadratura del círculo en zonas como el Bierzo, abandonadas por el centralismo de Castilla y León», afirmó.

Ortega Smith reclamó «un gran plan hidrológico nacional» porque «el agua es de todos y debe estar al servicio de todos». «No es admisible —dijo durante su intervención en la acera del parque— que haya lugares donde el agua se vierte al mar y otros donde se están muriendo de sed».

Del mismo modo también recalcó que «la energía tiene que estar dentro de un gran proyecto nacional» para que España «no dependa de decisiones extranjeras que un día nos cierran el gas y otros nos suben la energía eléctrica», con facturas, dijo, que se elevan «un quinientos por cien». Y debe haber en España, añadió Ortega-Smith, «soberanía alimentaria», con políticas que protejan al sector agroalimentario y la ganadería y que no tengan que enfrentarse, dijo, la competencia desleal de productos elaborados en otros países, más baratos porque llegan sin los debidas «controles sanitarios».

El secretario general de Vox dijo que el PSOE y el PP y «las nuevas marcas blancas que han inventado» «tienen los días contados» y los procuradores de Vox trabajarán realmente para los ciudadanos y no «para su propio interés».

Juan García-Gallardo, por su parte, se dirigió sobre todo a Mañueco para acusarle de haber «dejado de lado los problemas de esta tierra» y advertirle ante futuros pactos de gobierno en Castilla y León: «No le vamos a dar un cheque en blanco. No vamos a ser muleta de nadie».

Ortega Smith carga contra el Estado de las autonomías
Comentarios