jueves 19/5/22

La vicesecretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, reconoció ayer en Salamanca que la garantía por ley del plan para la sanidad rural, como prometió el candidato de su partido, Alfonso Fernández Mañueco, es clave en Castilla y León para evitar el cierre «de los servicios sanitarios».

Pastor, que se reunió con miembros de la Federación Provincial de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas de Salamanca, encomió ante los periodistas el «esfuerzo» realizado por Castilla y León para «ser la mejor» en política social.

Sin embargo, fue crítica con el Gobierno de España ante la financiación de la Ley de la Dependencia, ya que fue el presidente Pedro Sánchez quien anunció que «el 50 por ciento llegaría desde el Estado», mientras que en la actualidad es «el Gobierno de Castilla y León el que aporta cerca del 70 por ciento del desembolso total».

En cuanto a la situación del mundo rural, la vicesecretaria de Política Social del PP explicó que va a ser «la primera vez» que se recoja por Ley el mantenimiento de la sanidad rural, un «aspecto clave en Castilla y León y que se materializará como norma, si Fernández Mañueco sigue al frente del Ejecutivo».

Para Ana Pastor, el PP tiene como objetivo a los vecinos del medio rural, para que «tengan garantizados los mismos derechos» de las personas que quienes viven «en las ciudades», además de explicar otras vías de trabajo de su partido como «seguir trabajando para luchar contra la soledad de los mayores».

En la comunidad autónoma se tiene que «trabajar en el envejecimiento activo, en la prevención de patologías en las personas mayores», sobre todo si se tiene en cuenta la edad media de los ciudadanos castellanos y leoneses, y como ejemplo dijo que hay «más de mil personas con más de cien años».

Pastor cree básico el plan para la sanidad rural que defiende el PP
Comentarios