martes 24/5/22

El PSOE hace bandera de la sanidad berciana y denuncia el abandono del PP de Mañueco

Nuria Rubio dice que el 13-F hay que elegir entre la «decadencia» o el futuro con Tudanca
                      Nuria Rubio y Diego Moreno con la alcaldesa de Fabero, ayer. DL
Nuria Rubio y Diego Moreno con la alcaldesa de Fabero, ayer. DL

La situación sanitaria de los pueblos del Bierzo rural sirvió ayer al PSOE para denunciar el abandono que sufren por parte de la Junta de Castilla y León y la necesidad de un cambio de rumbo en las elecciones autonómicas del 13 de febrero de la mano de Luis Tudanca.

La secretaria de Organización del PSOE provincial y cabeza de lista de los socialistas a las Cortes por la provincia, Nuria Rubio, estuvo ayer en Fabero acompañada por el secretario de Sanidad del PSOE de León y también miembro de la candidatura, Diego Moreno, en una reunión con alcaldes y portavoces de la cuenca minera berciana.

Tras el encuentro, Nuria Rubio puso en valor el trabajo diario de los alcaldes y alcaldesas, «porque gracias a ellos podemos elaborar un proyecto que recoja las necesidades y problemas al vivir el día a día de los vecinos y vecinas». La opción, el 13-F, es en su opinión clara, «entre la decadencia y abandono actual o las oportunidades y el futuro de la mano de Luis Tudanca».

En este sentido, Rubio denunció la «tomadura de pelo del PP» que «pone de referencia a Ayuso» y que «pretende trasladar sus modelos de gobierno a nuestra zona porque aseguran que Madrid es España y que Castilla es León».

Por su parte, Moreno señaló que los comicios deben definir «qué modelo queremos, este en el que no hay profesionales y los consultorios están cerrados u otro con profesionales con las sanidad pública reforzada y con la atención que nos merecemos».

Fabero es una zona que sufre el «abandono» de la sanidad rural, destacó su alcaldesa Mari Paz Martínez. De los ocho médicos que corresponden a la zona faltan tres por bajas que no se han cubierto.

Por otro lado, Rubio pidió al consejero Suárez-Quiñones que deje de mentir. «Que diga, de una vez por todas, la verdad sobre el proyecto de Torneros, que tiene paralizado en su mesa desde el pasado 4 de octubre», insistió.

También criticó la privatización de los test de antígenos a tres empresas, dos de ex altos cargos del PP, según dijo, que costarán a Castilla y León 30 euros por prueba frente a los 2,94 euros aprobados por el Gobierno.

El PSOE hace bandera de la sanidad berciana y denuncia el abandono del PP de Mañueco
Comentarios