jueves. 07.07.2022
Diario de campaña

El supermartes cae en miércoles, o sea hoy. Nadie es perfecto. Este era el título. El debate decisivo que puede que aclare todo o lo emborrone. Tres hombres y un destino. Lo pensaba ayer por la calle y se imponía el tono peliculero. Igea, Mañueco y Tudanca, solos o juntos ante el peligro. Pero de repente vi el primer coche a la antigua, megáfono en alto, con proclamas de la UPL. Fue como una señal que decía: nosotros también estamos. Se salían de León capital. Más en el centro encontré por fin un sitio de debate caliente político sobre qué va a pasar. Por un momento pensé que se hacía una porra improvisada, como Dios manda, apostando al futuro de Castilla y León. El Diario de León se había acabado en el quiosco de la Pícara y de repente me imaginé a los candidatos arrebatados de emoción de cara a la recta final de la campaña.

Hoy, en CyLTV, tres candidatos se la juegan. Y, como la semana vuela, lo que allí se diga o se discuta será materia de examen para el 13-F. Los electores ponen las notas. Y me dijo Abigail Calvo: «Mi padre decía que votar es un derecho, por tanto también es una obligación».

Tal vez, los protagonistas se digan más cosas a la cara que en la anterior cita. O se interpelen. Pero llegará el día siguiente, o sea, el 14 de febrero, y vendrán tiempos de pactos. Tendrán que hablar, resolver la situación, atendernos... A falta de París, siempre les quedará Villalar.

Rick: Yo me quedo aquí hasta ver que el avión ha despegado.

Ilsa: ¡No Rick! ¡No! Anoche dijiste…

Rick: Anoche dijimos muchas cosas. Dijiste que yo tenía que pensar por los dos y es lo que he hecho. Y sé que tienes que subir a ese avión con Víctor que es a quien perteneces.

Ilsa: Pero Rick, escucha. (...)

En aquella genial Casablanca de guion improvisado, que daba la sensación de que podrían haber seguido meses y meses soltando frases inspiradas, la decisión también se tomó en el último minuto. Hoy, en este periódico, en las páginas sobre las elecciones hay unos cuantos titulares que resumen el estado de gracia de los candidatos. Es una línea a seguir. Si algo se les puede echar en cara es la poca tendencia a la improvisación. Van a los sitios a hablar de lo concreto de ese día.

Ilsa: ¿Nuestro amor no importa?

Rick: Siempre nos quedará París. No lo teníamos, lo habíamos perdido hasta que viniste a Casablanca, pero lo recuperamos anoche.

Tal vez, algún candidato se deje llevar por la heroica. ¿Se lo imaginan?:

Rick: Y no valgo mucho, pero es fácil comprender que los problemas de tres pequeños seres no cuentan nada en este loco mundo. Algún día lo comprenderás. Vamos, vamos. Ve con él Ilsa. (…)

Siempre nos quedará París
Comentarios