viernes 21/1/22
iberdrola
La brigada de i-DE en Cistierna trabaja en invierno con las condiciones meteorológicas más adversas. DL

«Garantizar el suministro de energía las 24 horas, los 365 días del año», ese es el objetivo principal de la brigada de i-DE de Iberdrola en la provincia leonesa. Raúl González, encargado de la brigada, recuerda que prestan un servicio esencial para la sociedad.

—¿Qué dificultades se encuentran las brigadas a la hora de mantener las líneas?

—Aquí los inviernos son muy largos y duros. Solo tenemos dos estaciones, invierno y la de la FEFE y a las exigencias burocráticas, normativas y medioambientales se unen que el trazado de nuestras redes se encuentran monte a través uniendo valles y localidades por el trazado más corto, lejos de caminos o carreteras, que hace que una intervención que en un principio no parezca muy relevante haya que poner en marcha un despliegue importante de recursos. La capacidad de las instalaciones ha aumentado exponencialmente y eso hace que los elementos de nuestras líneas eléctricas sean mucho mas voluminosos y pesados lo que complica las labores de reparación y mantenimiento.

Nuestra labor es garantizar el suministro de energía las 24 horas, los 365 días del año ya que i-DE presta un servicio esencial para la sociedad. En momentos difíciles hay que responder con acciones extraordinarias y es lo que hacemos cuando nos enfrentamos a las condiciones meteorológicas más extremas —intensas nevadas, fuertes vientos, temperaturas gélidas—, asegurar el suministro eléctrico y llevar la mejor energía a los hogares.

—¿Con qué medios trabajan?

—Además del personal y medios propios contamos con una red de colaboradores que hacen que cuando i-DE tiene que desplegar su operativa no solo ante un imprevisto sino durante el mantenimiento constante de nuestras instalaciones, contemos con personal de refuerzo, grupos electrógenos, grúas, vehículos especiales, máquinas quitanieves que hacen que los trabajos se puedan realizar incluso en las condiciones más adversas.

—¿Cuántas personas componen las brigadas?

—Actualmente las brigadas de i-DE en Cistierna se componen de 7 personas y tenemos a nuestro cargo más de 2.600 kilómetros de red eléctrica en las provincias de León y Palencia desde la comarca de Saldaña hasta el Valle de Valdeón.

—¿Cómo ha evolucionado su trabajo con respecto al año anterior?

—Con la ayuda de importantes inversiones hemos implementado la telegestión y la automatización de la red eléctrica haciéndola inteligente y resiliente y también gracias al acondicionamiento forestal del entorno de nuestras redes. Cada actuación preventiva que se realiza redunda en una mejora de la calidad de suministro.

Sin duda los avances en la telegestión y a la automatización de la red eléctrica inteligente nos permiten conocer en tiempo real, como y en que condiciones está trabajando la red y operarla en remoto, así como cuando nos encontramos ante una incidencia que afecta a las líneas eléctricas nos permite conocer a que ámbito está afectando en el momento que empiezan a actuar las brigadas. Hace pocos años esto era impensable hasta que no recibíamos la llamada de nuestros clientes no sabíamos que estaba afectado algún suministro, en ocasiones recibíamos llamadas de nuestros clientes «llevamos sin luz desde anoche, a las 10 y no ha vuelto». Ahora conocemos el estado de nuestra red en todo momento.

—¿Qué importancia tiene su labor de cara a los ciudadanos?

—Estamos acostumbrados a que al pulsar el interruptor de la luz, funcione. Detrás de este gesto hay un equipo que desempeña una labor imprescindible y una elevada inversión en mantenimiento para que todo funcione, en las zonas rurales afortunadamente el contacto es más estrecho, las personas por sus vivencias personales saben a lo que hay que enfrentarse cuando en la carretera hay 20 centímetros de nieve y hay que acceder a un equipo que está alejado e intransitable «pero cómo vais a ir ahora hasta Fuente Collada con la noche que hace, que os quedáis allí , si tenéis algún problema nos avisáis», el cariño de los vecinos que saben el esfuerzo que hacemos es muy importante para nosotros.

—Las condiciones son especialmente duras en la montaña leonesa...

—Las telecomunicaciones y las vías de acceso son especialmente difíciles. Es vital tener los vehículos todo terreno completamente equipados con neumáticos mixtos, cabestrantes, elementos de iluminación... porque cuando hay que actuar sabemos que ni las vías van a estar en las mejores condiciones ni nuestra actuación va a ser a 50 pasos de la carretera; además no podemos caer en el error de pensar que en un pueblo poco habitado tienen menos necesidad de nuestros servicios ni de nuestra calidad de suministro, no hay clientes de primera y de segunda.

—¿Qué hacen exactamente las brigadas?

—Las brigadas se dedican a hacer un mantenimiento programado de instalaciones para adelantarnos a que estas dejen de funcionar porque una anomalía ha causado un imprevisto, esto hace que los elementos estén listos para resistir cuando las condiciones exigen que se trabaje al máximo de su capacidad.

La brigada de i-DE de Iberdrola no se detiene
Comentarios