lunes 21.10.2019
LA DIVERSIFICACIÓN DE LOS SERVICIOS

La economía local se vuelca en la especialización

León apuesta por consolidar un sector industrial que se oxigena con nuevas iniciativas y mejores infraestructuras, mientras apoya el crecimiento en un sector terciario que invierte en proyectos que aportan mayor valor añadido
El sector tecnológico es uno de los que más está creciendo y una de las actividades estratégicas de cara al futuro. JESÚS F. SALVADORES
El sector tecnológico es uno de los que más está creciendo y una de las actividades estratégicas de cara al futuro. JESÚS F. SALVADORES

El tejido económico leonés lucha por escalar la senda de una recuperación no exenta de lastres estructurales difíciles de resolver, pero que transita a la vez por caminos que exploran nuevas posibilidades. Llenas de futuro y potencial. Desde los grandes sectores que desde hace tiempo se dibujan y ahora se consolidan como estratégicos; hasta las microiniciativas que aportan el enorme valor añadido de la especialización, la profesionalización y, sobre todo, el arraigo en lo que de riqueza por explotar tiene la provincia. La economía leonesa no es ajena desde luego a los vaivenes y volatilidades globales, ni a las inestabilidades nacionales. Pero, en medio de un mar de dificultades encabezado por la pérdida de población y embravecido por el descalabro de pilares tradicionales de sostén económico como el energético, se afianza con una previsión de crecimiento del PIB para este año del 2,3%, que supera las medias autonómica y nacional, y se apoya en sectores que apuestan por la especialización y la excelencia para sentar las bases de un futuro que, según las previsiones de los analistas económicos, sigue creciendo. 


El sector servicios es, cada vez más, el sostén de un desarrollo económico que vuelca a la vez sus esfuerzos en afianzar un entramado industrial necesario y que para la provincia ha sido una asignatura pendiente. Los proyectos acereros que se materializan en el polígono industrial de Villadangos abren la puerta a un nuevo sector y las infraestructuras de acceso como el ramal ferroviario son un atractivo para muchas empresas. En un suelo industrial que puede crecer casi a demanda. 


Empleo creciente
León es la provincia de la Comunidad en la que más crece la población activa en los últimos meses

Se consolida un enorme negocio logístico que se ve además afianzado por la pugna por las multimillonarias inversiones que, a través del Corredor del Atlántico, y gracias al decidido empuje empresarial, ancla en el nudo geográfico de las comunicaciones que es León un sector que emplea ya a más de 4.000 personas, y que sigue creciendo. 


Junto a la logística León cuenta con sectores estratégicos como la biotecnología, cuya actividad se ha desarrollado en los últimos años y que absorbe la mayor parte de la inversión internacional en la provincia. El sector químico y farmacéutico histórico, y la especialización de la Universidad, son dos pilares fundamentales para una actividad en la que las empresas de León son punteras. Y que emplea ya a m ás de 1.300 trabajadores cualificados. Como ocurre con las tecnologías de la información, con más de un millar de empleos de calidad, y también en crecimiento. El hecho de que el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) esté ubicado en la ciudad y consolide cada año con mayor fortaleza su papel como referente internacional en una exigencia ineludible es un valor en alza para el polo tecnológico local. 


Como lo es la necesaria especialización de la industria agroalimentaria, el paso necesario para rentabilizar uno de los pilares tradicionales de la economía leonesa y poner en valor las indicaciones de calidad locales.

 
La economía leonesa está fuertemente terciarizada, lo que según explican los analistas que realizan trimestralmente el informe de perspectivas económicas que presenta Unicaja es «un rasgo común de las sociedades desarrolladas». Y que tiene enorme potencial si se apuesta por las actividades que aportan mayor valor añadido. 


Entre los sectores con más futuro en la provincia está el turismo, según estos expertos. Una actividad que sólo entre enero y julio de este año creció un 8,7% en la provincia en lo que a pernoctaciones en establecimientos hoteleros se refiere. Es la segunda que más crece en la Comunidad, después de Segovia; y crece sobre todo por el repunte de la demanda nacional, que supone alrededor de un 80% del total. 


Lo que crece con enorme fuerza es el turismo rural, un 25%, con fuerte tirón también entre los extranjeros. 


El impulso de la demanda interna, del consumo de las familias, se deja notar en aspectos como un mayor dinamismo en la compra de viviendas (sobre todo usadas, pero también nuevas) y vehículos, a pesar de la incertidumbre regulatoria del futuro del sector. 


Las exportaciones han sido una de las grandes fortalezas de la economía provincial para salir de la crisis. Este año merman, lastradas por la desaparición de Vestas, que aportaba los grandes números. Pero reciben el refuerzo y la ropa de hombre de Inditex. Y, sobre todo, muestran una creciente vocación de las empresas locales por competir en el mercado exterior. Ahí la industria agroalimentaria tiene mucho que decir, es la segunda provincia con mayor número de este tipo de empresas en la Comunidad.

La economía local se vuelca en la especialización
Comentarios