viernes 18.10.2019

«Pensamos que me tendría que retirar más veces»

«Pensamos que me tendría que retirar más veces»

Cooper llega a Riaño en un año especial como es el de su anunciada retirada. Había que comprobar la respuesta tras la noticia, que impactó sobremanera entre sus seguidores. Y si Alejandro Díez y el resto de la banda siempre han mostrado máxima fiabilidad, sus fans han correspondido con una respuesta a la altura. Es más, será la magia y precisión que predicaban los Nacha Pop, porque en el caso de Cooper, él mismo lo corrobora, sí, máximas muestras de afecto, pero los que le siguen no tiran la casa por la ventana: «La verdad es que tenemos muchas muestras de cariño, pero los conciertos, tanto por nuestra parte como por la del público, están siendo igual que siempre». Y es que a la montaña leonesa, este sábado llega Cooper con lo que mejor sabe hacer: pop infalible y un combo que funciona como un reloj que da las horas exactas de una trayectoria de tres décadas, las del propio Díez, subido a los escenarios, de Los Flechazos a Cooper, travesía intermedia silenciosa, y, ahora, retirada.

 

—¿Hay emociones especiales después de anunciar que lo deja en esta serie de tantos conciertos como está dando?

 

—En parte, sí. Pero está siendo muy natural en todos los sentidos. Tanto nuestros conciertos como por parte del público. Vemos que las cosas siguen respondiendo a la realidad, en cuanto a la respuesta habitual de los conciertos de Cooper. En algunos sitios hay más público, y en otros vemos que todo se mantiene igual. Pero nuestra idea es esa: hacer estos conciertos de la misma forma. Uno será el último sin más, sin nada especial.

 

—A nivel mediático sí ha habido bastante repercusión. ¿A usted qué le llega de todo esto?

 

—Claro que me llega. Y lo notamos al día siguiente de anunciarlo en cuanto a que nos llamaban más para tocar. Es gracioso y curioso. Nos reímos porque coincidimos todos en que me tendría que retirar más veces.

 

—Tocar en León, maña en Riaño, dentro de una gira con más carga emocional, ¿supone algo especial?

 

—Desde que anunciamos el concierto en Riaño la verdad es que la buena respuesta fue inmediata. Se ha creado una expectación que para nosotros es un aliciente.

 

—¿Y compartir escenario con Los Secretos y con Erentxun, que es medio paisano suyo?

 

—Pues me apetece. Yo era fan de Los Secretos. En la celebración de aniversario de Los Flechazos, Álvaro Urquijo tocó con nosotros en Madrid y León. Con Cooper hemos hecho , canción de ellos. Y con Mikel Erentxun se da la circunstancia de que íbamos al mismo colegio en San Sebastián. Y yo fui a verle cuando tocaba en Los Aristogatos... Tocar con músicos de primera línea, como son ambos, siempre te hace ilusión.

 

—Sin caer en lo melodramático, ¿tiene pensado cómo será el día después del último concierto?

 

—Me sorprende que algunos piensen que el final de Cooper no será verdad. Pero está claro que esta etapa se acabará con ese concierto. No he pensado que haré ese día después, pero sí puedo decir que a la semana siguiente ya tengo billetes sacados para irme a Utrecht a una feria del disco.

«Pensamos que me tendría que retirar más veces»