domingo. 27.11.2022

Un total de 4.000 vecinos de la Cañada Real Galiana, en Madrid, entre ellos 1.800 menores, que han vivido más de un año de «supervivencia pura y dura» sin luz, se preparan para vivir otro invierno sin calefacción, pero no se rinden y aseguran que van a «seguir luchando» para que se les restablezca el suministro eléctrico. «Queremos luz inmediatamente porque no se puede consentir que más de 4.000 personas, 1.800 de ellas menores, pasen otro invierno sin calefacción», ha subrayado la presidenta de la asociación cultural Tabadol de la Cañada Real, Houda Akrikez. Akrikez ha reclamado «contratos» como el que tiene cualquier ciudadano perteneciente a la Comunidad de Madrid, para poder «pagar el suministro eléctrico». «Vamos a seguir en nuestra lucha, nuestro mensaje es claro, justo, un reconocimiento ciudadano, queremos luz y la queremos pagar», ha afirmado. A su juicio, lo que están viviendo es «un atropello de los derechos humanos» porque al no tener electricidad, sus viviendas no cumplen con las condiciones adecuadas para vivir.

ESTUDIAR BAJO UNA LAMPARITA

En el caso de los niños y niñas, Houda Akrikez explica que tienen que hacer los deberes del colegio «bajo una lamparita que se carga con la luz del día». Además, dice que el frío ya está pasando factura a su salud pues, en su caso, lleva una semana con una bronquitis aguda.

Ls vecinos de la Cañada Real han creado una plataforma cívica de apoyo a la lucha por la luz de Cañada Real Galiana, a la que pueden adherirse ciudadanos, organizaciones, entidades sociales. También pueden enviar vídeos de apoyo a ‘plataformaporlaluzcanadareal@gmail.com’.

Asimismo, el pasado 27 de octubre, los vecinos del sector VI presentaron una solicitud de contratos a UFD, la empresa distribuidora de electricidad del grupo Naturgy. En su respuesta, la compañía precisa que UFD está «en disposición de atender todas las peticiones de conexión».

Los 4.000 vecinos de la Cañada Real se preparan para otro invierno sin calefacción
Comentarios